Hierro ¿Qué es?

El hierro es un mineral. La mayor parte del hierro en el organismo se encuentra en la hemoglobina de los glóbulos rojos y en la mioglobina de las células musculares. El hierro es necesario para el transporte del oxígeno y del dióxido de carbono. También tiene otras funciones importantes en el cuerpo.

Las personas toman suplementos de hierro para prevenir y tratar los bajos niveles de hierro (deficiencia de hierro) y la consiguiente anemia. En las personas con anemia por deficiencia de hierro, los glóbulos rojos no pueden transportar suficiente oxígeno al cuerpo, porque no tienen suficiente hierro. Las personas con este trastorno a menudo se sienten muy cansadas. El hierro se usa también para mejorar el rendimiento atlético y para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y las aftas. Algunas personas también utilizan hierro para la enfermedad de Crohn, la depresión, la fatiga, para compensar la pérdida de hierro cuando tienen períodos menstruales con mucha pérdida de sangre y la incapacidad para quedar embarazada.

Eficaz para…

La anemia causada por una enfermedad crónica. Muchas enfermedades tales como el cáncer, los problemas renales o los problemas cardiacos pueden producir anemia. El tomar hierro junto con otros medicamentos tales como la epoetina alfa (eritropoyetina, EPO, Epogen, Procrit) puede ayudar a aumentar la formación de glóbulos rojos y revertir la anemia en las personas con problemas renales o que están bajo tratamiento de cáncer con quimioterapia.

¿Cómo funciona?

El hierro ayuda a los glóbulos rojos a transportar el oxígeno desde los pulmones a las células de todo el cuerpo. Una vez que el oxígeno es entregado, el hierro ayuda entonces a los glóbulos rojos a llevar los desechos de dióxido de carbono a los pulmones para su espiración. El hierro también juega un papel en muchas reacciones químicas importantes en el cuerpo.
Para la mayoría de las personas, sus hemogramas deben volver a la normalidad después de 2 meses de terapia con hierro. Sin embargo, el suplemento de hierro debe continuarse durante otros 6 a 12 meses para reponer las reservas de hierro del cuerpo en la médula ósea.

Café y té

La ingesta de suplementos de hierro con el café o el té puede reducir la cantidad de hierro que el cuerpo absorbe. Estas bebidas, incluso pueden reducir la cantidad de hierro que el cuerpo absorbe de los alimentos. Estos efectos pueden contribuir a la anemia por deficiencia de hierro, especialmente en las personas que tienen otros factores de riesgo.

Leche y productos lácteos

El calcio en los productos lácteos como la leche y el queso pueden reducir la absorción de hierro de los alimentos y suplementos. Esto probablemente no es un problema para la gente que tiene suficiente hierro almacenado en su cuerpo. Pero si necesita hierro, siempre que sea posible, tome los suplementos de hierro con una comida que sea relativamente baja en productos lácteos. La gente puede decir que obtendrá la mejor absorción del hierro con el estómago vacío, pero esto aumenta el riesgo de irritación estomacal. No se arriesgue. Es mejor tomar el hierro con una comida baja en calcio.
Algunos médicos sugieren tomar un suplemento de vitamina C o jugo de naranja con cada toma de hierro para aumentar la absorción.

Interacción con fármacos

Su médico debe saber sobre todos los medicamentos que usted está tomando. El tomar hierro puede reducir la eficacia de fármacos que usted esté tomando. Como son los antibióticos, tetraciclina, penicilina y ciprofloxacino, o fármacos usados para el Parkinson y las convulsiones.
El estreñimiento y la diarrea son muy comunes. Se pueden presentar náuseas y vómitos con las dosis más altas, pero se pueden controlar tomando hierro en cantidades más bajas.
Pregúntele al médico con respecto a cambiarse a otra forma de hierro en vez de simplemente suspenderlo.
Las heces negras son normales al tomar hierro, si las heces son de apariencia alquitranosa al igual que negras, si tienen vetas rojas o si se presentan cólicos, dolores agudos o dolor en el estómago, consulte inmediatamente con su médico.
Existen nuevas presentaciones de hierro que no presentan ningunos de estos efectos adversos típicos de hierros antiguos y con dosis muy altas. Los nuevos hierros se aconsejan tomar después de la comida y en su formulación tienen incluida la vitamina C y ácido fólico esencial en el embarazo.

Consulte siempre a su médico o farmacéutico.

Desarrollo web Quadralia | Diseño: juáncho | DEBUXA & DESEÑA