¿El posible fin de la endometriosis a manos de los alimentos rojos?

Un estudio presentado en la American Society of Reproductive Medicine, en San Francisco, descubre que el licopeno, antioxidante que se encuentra en los tomates y otros alimentos, puede evitar las cicatrices internas causadas por este mal, corta en un 90% la actividad química que ocasiona la formación de cicatrices.

Los alimentos rojos combaten la endometriosis