¿Síntomas de anemia ferropénica o deficiencia de hierro?

 síntomas anemia ferropenica

 

¿Síntomas de anemia ferropénica o deficiencia de hierro?

Síntomas de Anemia de diversos tipos

La anemia se puede deber principalmente a dos causas:

• Tener menos glóbulos rojos de lo habitual
• No tener suficiente hemoglobina en nuestra sangre

Los síntomas de los diferentes tipos existentes de anemia son diversos según la persona, pero el síntoma más frecuente es el cansancio. Esta fatiga se produce al no haber suficiente hemoglobina en la sangre, la cual es vital en el transporte del oxígeno a través de los glóbulos rojos por el cuerpo.

La hemoglobina es una proteína con un alto valor en hierro que se encuentra en el interior de nuestros glóbulos rojos. Por tanto, si tenemos un bajo índice de hierro los glóbulos verán muy dificultad realizar correctamente su trabajo y mantenernos en un estado normal de actividad.

La anemia puede deberse a diferentes motivos y puede presentarse en estados leves o más graves, en los casos más leves es posible que no existan síntomas. Algunos de los síntomas comunes en todo tipo de anemia son:

• falta de aliento
• vértigo al ponerse de pie
• sensación de frío en pies y manos
• piel pálida
• dolor pectoral

Cuando no tenemos los suficientes glóbulos rojos en nuestra sangre para poder transportar la hemoglobina, nuestro corazón se ve obligado a trabajar a mayor intensidad para hacer circular el oxígeno por nuestro cuerpo. Por ello se pueden provocar arritmias, aumento del tamaño del corazón e incluso en casos graves una insuficiencia cardíaca.

Anemia ferropénica o por deficiencia de hierro

Los principales síntomas que se producen por una anemia ferropénica o por tener coloquialmente bajo el hierro son:

• Cansancio
• Hambre o antojos por productos no comestibles
• Uñas quebradizas o curvadas hacia arriba
• Dolor en la lengua
• Labios con comisuras o llagas en la boca
• El sangrado menstrual elevado o de larga duración puede dar señales del riesgo de sufrir anemia por deficiencia de hierro en la mujer

Para realizar el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro o ferropénica se debe consultar al médico, quien posiblemente nos recomendará un suplemento de hierro, el cual debe ser fácil de absorber por nuestro cuerpo.

Los suplementos de hierros habituales suelen producir regusto ferroso, nauseas, dolores de cabeza… por ello es importante elegir un buen suplemento que no nos cause efectos secundarios y que favorezca la absorción.